Estas son las plagas más comunes durante los meses de invierno

Estas son las plagas más comunes durante los meses de invierno

Para tener una buena calidad de vida en los hogares hay que prever y evitar la contaminación biológica que, en más ocasiones de las que nos gustaría, nos invaden y pueden convertir nuestros hogares en una auténtica pesadilla. La lucha contra las plagas comunes en los entornos agrícolas es bastante habitual, pero en las ciudades también ocurre con otros animales, quizás más peligrosos, por las enfermedades que pueden contagiar.

La mayoría de nosotros pensamos que las plagas típicas de insectos y otros animales, como las de cucarachas o mosquitos, solo llegan en los meses de más calor, pero esto no es del todo cierto. También en invierno pueden producirse invasiones, en cuyo caso, en cuanto se es consciente de alguna de ellas, se debe actuar rápidamente, poniéndose en contacto con profesionales del control de plagas.

Las plagas más comunes en invierno

Siempre han existido animales que buscan conquistar nuevos espacios por un desarrollo elevado de su número. En invierno también, aunque este hecho se ha venido incrementando anualmente debido, en gran medida, al cambio climático. Como consecuencia del aumento de la temperatura global, inundaciones o sequías, el entorno urbano se localiza como un espacio de protección para algunos animales, apareciendo las llamadas plagas invernales. En cualquier caso, las plagas más habituales en invierno siempre han sido las siguientes:

Las termitas

Las casas con maderas en sus estructura o muebles de este material pueden sufrir el ataque de estos insectos en invierno. Su actividad depende de su calor corporal, lo que significa que, en el interior de los hogares, donde se mantienen unas temperaturas más elevadas, pueden seguir trabajando y mantener su actividad durante todo el año. Las termitas son muy silenciosas, por lo tanto, es muy difícil detectarlas a tiempo de evitar un desastre. Se detectan por pequeñas protuberancias en la madera y restos de serrín en el suelo.

Las ratas

Estos animales salen de sus escondrijos con las lluvias. Al inundarse las tuberías y el alcantarillado, no tienen más opción que salir y buscar refugio en lugares secos y cálidos, como son los interiores de las viviendas. Se propagan fácilmente y se esconden con mucha facilidad. Tener una plaga de ratas en casa conlleva doble riesgo, por un lado, los destrozos que ocasionan en la infraestructura de los edificios, royendo cables, tuberías… y por otro, contagiando posibles enfermedades, como la salmonella o la leptospirosis.

Las chinches

Normalmente estos pequeños insectos no dependen de la época del año para contaminar una cama o un sofá, los habituales lugares donde se sienten cómodas y se pueden reproducir libremente. Son prácticamente inapreciables a la vista, por lo que se debe prestar atención a los síntomas, es decir, a sus picaduras. Estas picaduras son de color rojo, con una mancha más oscura en el medio, pruriginosas y dispuestas en grupo.

Las arañas

En principio no representan ningún peligro para la salud, aunque estéticamente pueden resultar bastante incómodas, sobre todo si se multiplica su presencia.

Las cucarachas

Este tipo de animales son más habituales en verano, pero eso no significa que en invierno desaparezcan. Son muy peligrosas en relación al contagio de enfermedades (Salmonella, Fiebre Tifoidea, el Colera, la Gastroenteritis, la Disentería…). Para evitar su presencia debemos mantener una limpieza constante sobre todo en aquellos lugares donde tengamos comida. También se han de vigilar los lugares oscuros y calientes, como los motores de los electrodomésticos.

Las plagas de chinches y cucarachas se recrudecen en Madrid

Las plagas de chinches y cucarachas se recrudecen en Madrid

Aunque es imposible calcular la cifra exacta de plagas registradas en Madrid, los servicios de control de especies han incrementado sus servicios un 80% en los últimos años.

En Coandi.es somos una empresa dedicada al control de plagas de chinches y cucarachas (entre otros servicios similares)

En la última década hemos visto un enorme incremento del número de cucarachas y chinches aparecidos en Madrid, además de otros insectos igualmente molestos como son los mosquitos.

En nuestra empresa contamos con un equipo profesional y los instrumentos adecuados para mermar la población de dichos insectos. Ya que las plagas de chinches y cucarachas no solo resultan antiestéticas, también contribuyen a la propagación de enfermedades.

A continuación te contamos algunas soluciones que puedes implementar en tu propia casa:

Soluciones contra las plagas de chinches y cucarachas:

Mantener una buena limpieza:

Principalmente en cocinas y baños. Estos insectos prefieren lugares sucios, oscuros y húmedos.

Mantener una correcta higiene de los rincones y un buen orden general previene su aparición. De esta manera evitamos que la suciedad se acumule en los pequeños recovecos de nuestro hogar.

La limpieza es una de las mejores soluciones contra todo tipo de animales indeseados.

Colocar mosquiteras:

Permite al aire fresco ventilar tu hogar mientras impide el paso a los insectos.

Con las mosquiteras no sólo mantenemos a raya las plagas de chinches y cucarachas, también son un método de prevención contra las moscas y mosquitos.

Una de las soluciones menos conocida es colocar mallas en los conductos de ventilación, para que los pequeños animales no puedan entrar. Así también mantenemos alejadas a las ratas que tienden a colarse por dichos conductos.

Sellar cara grieta:

Por pequeña que sea.

Las cucarachas caben en casi cualquier sitio y las chinches pueden acomodarse hasta en la grieta más fina.

Cubrirlas con masilla nada más aparezcan es imprescindible para evitar pequeños rincones que sirvan de guarida a los insectos.

Por supuesto si crees que las grietas de tu hogar pueden tener origen en problemas estructurales contacta con la empresa adecuada para evitar que surjan nuevas. Prevenir es la madre de todas las soluciones.

Aumentar la higiene de nuestras mascotas:

En especial en el caso de las chinches es común que los animales las contraigan al salir a pasear.

Para que esto no suceda presta especial atención a su higiene. Tampoco se recomienda que las mascotas trepen por los muebles y sillones, ya que puede ocasionar que las chinches se expandan y alcancen pequeños rincones donde criar.

Contacta con una empresa de control de plagas:

Estos consejos son ideales para prevenir las plagas de chinches y cucarachas pero si ya cuentas con un buen número de insectos en tu casa o empresa, lo ideal es contratar a los especialistas adecuados.

En Coandi.es también nos encargamos de pintar posteriormente cada habitación fumigada. Combinando técnicas de pintura con productos de desinfección, manteniendo así a estos pequeños animalitos alejados el mayor tiempo posible.

La prevención es la clave de las soluciones en el control de plagas de chinches y cucarachas, contar con una empresa preparada para su extinción y seguir los mejores consejos de prevención mantendrán tu hogar y oficina impecables.

El mosquito de marjal despierta las alertas en el litoral castellonense

El mosquito de marjal despierta las alertas en el litoral castellonense

Una plaga de mosquito de marjal está haciendo estragos en la costa de Castellón, desde el municipio de Vinaròs hasta Almenara, acechando el litoral de toda la provincia y haciendo saltar la alarma.

Pero esta plaga no es algo nuevo en esta zona de la Península, porque hace ya varios veranos el aumento del mosquito de marjal fue tan abundante que las políticas de control de plagas se modificaron para hacer frente a tal cantidad de insectos, incluso para hacerlo durante los 12 meses del año. Casi todos los ayuntamientos se pusieron al día con la nueva normativa, pero no es suficiente para parar a esta plaga que asola el Mediterráneo castellonense.

Además de una molestia notable a los habitantes del litoral, el sector hotelero y turístico ha sufrido también las consecuencias del mosquito de marjal, ya que los posibles visitantes se han decantado por ir a otros lugares en lugar de Castellón.

Este verano, la plaga del mosquito de marjal ha tenido repuntes en focos que se han controlado con éxito, pero el otoño ha empezado con mal pie, después de muchas lluvias que han formado grandes cantidades de agua estancada en la que proliferan las larvas de estos mosquitos y provocan su afloramiento en toda esta costa húmeda.

Se han detectado dos puntos calientes en los que los mosquitos tienen más actividad: Nules y el Prat Cabanes-Torreblanca, por lo que la Diputación solicitó a la Conselleria de Sanidad las fumigaciones aéreas pertinentes para finalizar con la plaga.

Una avioneta lanzando larvicida durante 7 horas ha sido insuficiente para tal problema biológico.

Los análisis por parte de la Diputación siguen en pie para acabar cuanto antes con este asunto, mientras tanto otros municipios se han sumado a la petición de acciones para mitigar la invasión, como Benicarló y Peñíscola. Pero el problema mayor es el de los agricultores, que ven que cada día los mosquitos de marjal destrozan sus campos, que están repletos de ellos y no pueden librarse.

Se reproducen con mucha velocidad y provocan picaduras de color rojo, provocando una mayor venta de pomadas y productos contra ellas y para aliviar el picor, a veces insoportable, que provocan estos insectos voladores. Incluso, algunas personas tienen que recurrir a antihistamínicos y antibióticos con previa visita al médico para poder vivir con las picaduras.

Esto ha puesto de manifiesto que el problema de las plagas de mosquitos no es solamente cosa del calor y del verano, sino que en ambientes de humedad como es el caso de este otoño en el litoral castellonense, además de temperaturas más altas de lo normal para esta época del año, los mosquitos de marjal tienen un lugar fantástico para reproducirse rápidamente y causar estragos en toda la población de la costa levantina.

De momento, se buscan las soluciones a esta causa, que llegará pronto por una buena planificación institucional, o cuando bajen las temperaturas y los mosquitos no sientan que esta parte de Castellón es su mejor hábitat para sobrevivir.