Desinfectar superficies para luchar contra el coronavirus

Desinfectar superficies para luchar contra el coronavirus

El coronavirus se ha expandido alrededor de todo el mundo. Es por ello por lo que la Organización Mundial de la Salud ha catalogado la situación como una pandemia y ha recomendado ciertas pautas para desinfectar las superficies y luchar contra el COVID-19.

Hay que tener en cuenta que es un virus que se transmite con mucha facilidad, por lo que no solo es importante desinfectar las superficies, sino también mantener una correcta higiene a diario para evitar contraer el coronavirus. Este virus, según han explicado los expertos, se transmite a través de gotitas respiratorias invisibles que se expanden por el aire y que acaban siendo o bien inhaladas por personas o bien en superficies que luego tocamos.

Pero, ¿Cómo podemos desinfectar superficies para luchar contra el coronavirus? Vamos a dar unos consejos para que puedas evitar contraer el COVID-19 a través de cualquier superficie.

Limpiar y desinfectar, ¿Qué diferencias hay?

En primer lugar hay que tener en cuenta que limpiar una superficie no es lo mismo que desinfectarla. Si limpias sin desinfectar no matarás al virus, por lo que no servirá de nada el esfuerzo que estás haciendo.

Lo recomendable es limpiar primero todas las superficies y luego desinfectar con productos específicos que contengan algún agente químico como, por ejemplo, el alcohol o la lejía sin detergente. Este paso es muy importante ya que las superficies no porosas, como los pomos de las puertas, las mesas e incluso los teléfonos móviles, son uno de los mayores conductores del virus. En cambio, las superficies porosas, como la tela o el papel, no almacenan durante mucho tiempo el coronavirus.

Lo ideal es desinfectar varias veces al día con un pulverizador ya que hará que la tarea sea mucho más sencilla.

La mejor forma de desinfectar tu casa del coronavirus a fondo

A pesar de que toda la casa puede ser un foco de infección, es cierto que el baño y la cocina pueden ser las zonas más resistentes al virus debido a sus superficies, de ahí a que sea importante limpiar estas dos zonas a fondo cada día, desde los grifos hasta los pomos de la puertas.

Las ventanas deberás limpiarlas tanto por dentro como por fuera. El amoniaco es un buen producto para ello, eso sí, deberás rebajarlo con agua y usar guantes para proteger tus manos al ser un producto abrasivo.

Por último, no debes olvidar limpiar de forma diaria todo aquello con lo que tengas contacto diario como, por ejemplo, el telefonillo, el mando a distancia, los pomos de todas las puertas e incluso la puerta de entrada de tu hogar. Debes desinfectar tu hogar a diario para evitar que el COVID-19 entre en tu hogar.

Usa guantes siempre

Además de por el aire, el coronavirus se puede contagiar a través de las superficies, como hemos visto, de ahí a que siempre recomendemos usar guantes para evitar contagios no deseados. Ya sea para ir a comprar al supermercado o para ir a la gasolinera. ¡No olvides nunca tus guantes!

La plaga de langostas

La plaga de langostas

Las plagas de langostas son unas de las más peligrosas del mundo para nuestros cultivos, ya desde tiempos inmemoriales la humanidad se ha enfrentado a grandes oleadas de estos insectos, apareciendo grandes plagas de langostas incluso en textos bíblicos.

Nueva plaga de langostas en África

En los últimos meses un nuevo enjambre de langostas ha vuelto a recorrer los países africanos de Kenia, Etiopía y Somalia, lo que supone un serio riesgo para los cultivos dedicados a la alimentación del este de África.

El Programa Mundial de Alimentos califica este azote de langostas como la plaga migratoria más dañina del mundo. Por si fuera poco los valores actuales que comenzaron a registrarse en 2019 son los peores desde hace 25 años en Somalia y Etiopía, también es el peor de los últimos 70 años en la región de Kenya. Situación que amenaza gravemente la situación de los pequeños agricultores y sus familias en los países del Este Africano.

Por otro lado la FAO (Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) apuntó el pasado mes de Febrero que las nubes de langostas se estaban propagando por una gran área que comprende las regiones de Etiopía, Eritrea, Kenia, Somalia, Sudán del Sur, Uganda y Tanzania. Se estima que unos 9,7 millones de personas en Kenia, Etiopía y Somalia se verán afectadas, además de 3,2 millones en Uganda y Sudán del Sur.

Otro de los contratiempos generados por esta plaga de langostas son los costes económicos en materia de seguridad alimentaria, los cuales se prevén serán quince veces superiores a los invertidos antes de la propagación de esta nube de langostas.

El impacto de la plaga de la langostas en Sudán del Sur

Desde mitad de Febrero, la plaga está provocando daños en cuatro condados del Estado Ecuatorial Central. Si bien es cierto que los enjambres de langostas registrados en esta zona son pequeños si los comparamos con los presentes en Etiopía y Kenya, existe un amplio riesgo de propagación si esto no se controla.

Por otro lado las crecientes lluvias que cada año caen en Marzo y Abril, coincidiendo con la plantación y regeneración de la cosecha, crean el hábitat perfecto para que la langosta se reproduzca y propague rápidamente. La situación no solo podría dañar la principal temporada de cosecha, si no que podría afectar a las secundarias e incluso, llegar a propagarse hasta el Valle del Rift y otras áreas cercanas.

El Programa Mundial de Alimentos advierte que (Aunque las probabilidades son bajas) la plaga de langostas amenaza con bajar la producción por niveles inferiores a la media esperada.

Datos a tener en cuenta sobre las langostas

Un enjambre medio de langostas puede contener hasta 150 millones de ejemplares por km2.  Una sola bandada de un km2 puede consumir una cantidad similar de cultivo a la empleada para alimentar a 35.000 personas.  La velocidad de las nubes de langostas es muy alta, pudiendo recorrer entre 100 y 150 km por día. Esto complica ampliamente las medidas de extinción.

Todo sobre la mantis religiosa

Todo sobre la mantis religiosa

La mantis religiosa es un insecto verde y alargado cuyo nombre científico es Santa Teresa, recibe este nombre por su peculiar forma. Debido a la manera en que coloca sus manos da la sensación de que el insecto está rezando por la postura que adquiere.

Para entender mejor a este animal, tan presente en nuestros cultivos, vamos a conocer en coandi.es sus características y la respuesta a si son o no perjudiciales.

¿La mantis religiosa es venenosa?

No, la mantis religiosa ni pica ni es venenosa. Es un mito muy extendido pero es completamente falso.

Características de la mantis religiosa

La mantis religiosa es un insecto Mantodeo (O Mantidae)  Recibe su nombre por la posición de sus manos, ya que parece que continuamente esté rezando.  Son depredadores de otros insectos, no tenemos de qué preocuparnos si las vemos en nuestros cultivos. El único motivo de alarma es cuando la mantis devora a insectos que hemos introducido con el fin de mantener alejados a otros más peligrosos.  Suelen medir entre 4 y 6 centímetros. Cuentan con un único oído y unas antenas finitas.  Pueden girar la cabeza hasta 180º con el fin de controlar todo su alrededor.

Tras el apareamiento es común que la hembra devore al macho, en especial si esta no cuenta con la nutrición previa suficiente. En ocasiones también lo puede devorar durante la cópula, empezando por la cabeza y dejando intactos sus órganos reproductores.  Gracias a su color verdoso se camufla de maravilla en su hábitat.  Existen distintas variedades de mantis, siendo la más bonita la Mantis Orquídea con una bella combinación de tonos blancos y rosados por todo su cuerpo.

Su ciclo de vida

Aunque las hembras ponen huevos continuamente, es más habitual que lo hagan en otoño. Por lo general ponen entre 200 y 300 huevos ya que no todos salen adelante, así se garantizan más posibilidades de éxito en su descendencia. Llegada la primavera la bolsa de huevos, la cual se habrá endurecido, eclosiona, dejando salir multitud de mantis religiosas en miniatura.

Los huevos que tardan en romper pueden ser devorados por sus hermanos mayores que salieron de ellos anteriormente. Durante el primer año las crías mudan de piel hasta 6 veces antes de llegar a su fase de adulto. El color final de la mantis dependerá de los tonos predominantes en el hábitat donde realiza la última muda.

¿De qué se alimenta la mantis religiosa?

La mantis religiosa se alimenta principalmente de otros insectos, por lo que, como decíamos anteriormente no resulta perjudicial para nuestros cultivos, como tampoco es venenosa ni dañina para el ser humano.

En especial se alimenta de insectos voladores: polillas, saltamontes, grillos, moscas… Devoran a la presa al momento de atraparla, aunque está todavía siga luchando. En ocasiones las mantis religiosas también devoran a miembros de su propia especie.

Cómo acabas de ver la mantis religiosa no es un insecto peligroso para los humanos, mientras si resulta letal para otros bichos que pueden molestarnos o dañar nuestros cultivos, por esa razón no se recomienda exterminarla si no utilizarla para eliminar a otros animales dañinos.

Todo lo que debes saber sobre la procesionaria

Todo lo que debes saber sobre la procesionaria

La procesionaria es un tipo de oruga con una preferencia especial por los pinos, aunque también se deja ver por los cedros y los abetos.

La procesionaria comienza a ser visible en los meses de Diciembre cuando crean sus llamativos sacos blancos en nuestros pinos, con el fin de protegerse del frío. En esta temporada se encuentra en su tercer estado larvario y cuenta con sus pelos urticantes.

Una vez llegada la primavera y terminado su crecimiento la procesionaria llega al suelo, son muy fáciles de identificar ya que estos insectos crean una fila india comandada siempre por una hembra.

La biología de la procesionaria

Una vez vividas sus fases de larva, el adulto de procesionaria se convierte en una bella mariposa nocturna, la cual no se alimenta una vez que sale de la crisálida ya que cuenta con solo dos días para aparearse y dejar así su descendencia. Pasado este tiempo la vida de la polilla llega a su fin.

La hembra fecundada tiende a dejar sus huevos cerca de una o dos acículas (Hojas de árbol en forma de aguja) colocando alrededor de un centenar de huevos que eclosionan pasados un mes, más concretamente entre mediados de Septiembre y principios de Octubre.

Una vez que los huevos eclosionan las larvas, en su primer estado, comienzan a alimentarse de las acículas, aunque en este primer momento los daños son todavía imperceptibles en el árbol. No es hasta el tercer estado larvario que cuentan con las púas irritantes.

Recordemos que llegan a este estado en el mes de Diciembre.

En los meses de Marzo y Abril aprovechando el buen tiempo, las orugas bajan por fin al suelo para enterrarse y pupar. Durante el tiempo que permanecen en tierra es cuando observamos las curiosas procesiones que realizan, ya que se desplazan la una pegada a la otra en una fila india que recuerda a una procesión. Esta es la razón por la que la procesionaria recibe su curioso nombre.

Las crisálidas que entierran en el suelo pueden permanecer en estado latente hasta 4 años, esperando las condiciones propicias para eclosionar y terminar así su ciclo de vida.

Siempre se abrirán en verano.

Cómo prevenir las plagas de procesionaria La mejor forma de prevenir plagas en los cultivos es mantener las buenas condiciones de riego y abonado, ya que los árboles con suficientes nutrientes tienen menos probabilidades de padecer cualquier tipo de plaga. Los ejemplares más jóvenes y los árboles debilitados son los más propensos a sufrirlas.  También debes saber que la procesionaria tiene predilección sobre un tipo de pino frente a otros, entre sus favoritos encontramos el Pinus canariensis y el Pinus nigra. Colocar cajas nido en nuestros pinos con el fin de favorecer la diversidad de pájaros insectívoros es la mejor forma de mantener a la procesionaria (Y otros insectos) en niveles de población aceptables. Además de esta manera tratamos la plaga de manera natural lo que no afecta a los árboles, ni al resto de ecosistemas de la zona.

Los peligros de una rata en una casa

Los peligros de una rata en una casa

Tener ratas en casa es algo bastante desagradable, que además puede llegar a ser peligroso, ya que algunas son portadoras de enfermedades que llegan al ser humano.

Ya sea en la vivienda o en cualquier otro edificio, como el lugar de trabajo, lo mejor es que nos deshagamos de ellas lo más rápido posible para evitar los problemas que conllevan.

A continuación te contamos en detalle todos los peligros de tener ratas en casa.

¿Por que son peligrosas las ratas en casa?

Las ratas son molestas por muchos motivos, pero además pueden causar situaciones de riesgo para la salud y la integridad física de las personas que habiten el hogar.

Las ratas destruyen elementos de la vivienda

Tanto las ratas como los ratones causan daños en los edificios, ya que muchas veces roen los elementos, sobre todo de madera, aunque también cables y otros.

Esto puede provocar desde daños estructurales hasta cortocircuitos que acaben en incendio si no tenemos cuidado.

Desde Coandi recomendamos una desratización en caso de tener problemas con estos roedores en casa, de forma rápida y sencilla nos encargaremos de que desaparezcan de tu vida.

Las ratas pueden contagiar peligrosas enfermedades

El mayor peligro que ofrecen estos animales es la posibilidad de contagio de enfermedades, ya que estos animales son vectores de muchas bacterias y virus dañinos para los seres humanos, como por ejemplo:

La salmonella: Se trata de unas bacterias patógenas que provocan infecciones que pueden llegar a ser bastante graves.

La leptospirosis o enfermedad de Weil: Una enfermedad de origen bacteriano, que puede llegar a ser mortal en algunos casos.

El hantavirus: Otro de los virus asociados a las ratas, este virus acaba atacando las vías respiratorias resultando muy peligroso.

Entre otras muchas enfermedades, estos roedores son vectores de varias afecciones peligrosas.

¿Como contagian las ratas las enfermedades?

Debemos tener mucho cuidado con estos roedores ya que el contagio puede ocurrir sin darnos cuenta, sobre todo por la orina.

Estos animales utilizan su orina como marcador que les indica el camino a los alimentos y a sus nidos, por otra parte las heces también son infecciosas.

Evitaremos siempre el contacto directo además de desechar todos los alimentos que puedan haber estado en contacto con este animal.

Otra posible causa de infecciones son las ratas muertas que puedan quedar, se convierten en un foco infeccioso durante mucho tiempo y además emiten un olor bastante desagradable.

Una rata o ratón muerto es extremadamente peligroso, puede contagiar incluso enfermedades como la rabia, lo mejor es avisar siempre a un profesional.

Finalmente si sufres una mordedura de una rata o ratón, o incluso un arañazo, es recomendable acudir al médico ya que al perforar la piel es más probable que sufras algún contagio, con graves problemas de salud si no se trata.

 

Ya hemos visto todos los problemas de tener ratas en casa, si sufres de problemas con los roedores en tu hogar te recomendamos una desratización, elige un profesional que te librará de ellas de una vez por todas y volverás a estar tranquilo.