¿Cuándo hay que contratar servicios de limpieza para evitar un riesgo en la propia salud?

¿Cuándo hay que contratar servicios de limpieza para evitar un riesgo en la propia salud?

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 2,7% de las enfermedades son provocadas por el aire del interior de los hogares. Es por esto que la higiene del hogar es algo fundamental para evitar patologías, alergias o afecciones mayores como pueden ser la hepatitis, bronquitis, neumonía o la gripe.

Muchas veces no somos conscientes, pero los gérmenes pueden desarrollarse en numerosos sitios. Los más comunes son el agua caliente y el aire. Las zonas del hogar que acumulan más gérmenes son:

  1. El inodoro
  2. Estropajos y trapos de cocina
  3. Fregadero
  4. Grifos, bañeras, gomas de lavadoras y refrigeradores
  5. Cepillos de dientes y sus recipientes
  6. Suelos
  7. Tablas de cortar
  8. Aparatos tecnológicos
  9. Pomos y tiradores
  10. Juguetes

Principales focos de infección:

  • Polvo: los ácaros son los responsables de enfermedades como el asma o la rinitis alérgica. Los lugares donde éstos proliferan fácilmente son las zonas húmedas, es decir, los espacios del baño, la cocina, y objetos que pueden estar mojados (alfombras, toallas, tapicería, etc).
  • Moho: es un tipo de hongo cuyas esporas flotan en el aire. Estas esporas se reproducen con mayor facilidad en zonas con humedad, como las que hemos nombrado anteriormente.
  • Polen: árboles como el roble, cedro rojo, abedul, fresno, nogal o álamo expulsan partículas que provocan alergia, normalmente en primavera. Como el polvo y el moho, el polen es muy perjudicial para las personas que padecen problemas respiratorios.
  • Cucarachas: estos insectos, así como otros y roedores son posibles propagadores de enfermedades. Los desechos y proteínas que origina el cadáver de las cucarachas son los causantes de muchos problemas relacionados con el asma.

¿Por qué contratar servicios de limpieza?

Como hemos visto, la higiene de los espacios habitados es fundamental para la salud. Esta higiene puede garantizarse a través de la contratación de una empresa de limpieza. Ellos saben, en cada caso, qué productos utilizar para evitar poner en riesgo la salud de las personas que se encuentren en el inmueble. Esto tiene una gran importancia en los negocios abiertos al público, pues entran y salen personas de ellos constantemente.

En casa no todos disponemos de maquinaria específica para tratar diferentes manchas o realizar ciertas actividades de limpieza. Además, tampoco tenemos la experiencia ni los conocimientos técnicos para utilizar las herramientas que corresponden para cada caso. Un profesional cualificado tiene la competencia para usar herramientas y productos de una forma adecuada en cada superficie. Algunos de estos productos específicos son antibacterias y antihongos, tan importantes a la hora de preservar nuestra salud.

Esta experiencia y cualificación es imprescindible para limpiezas de cristales en altura, ya que se trata de una actividad muy peligrosa. Este trabajo, debido a su dificultad de acceso está destinado exclusivamente a empresas especializadas, que cuentan con la capacidad de realizarlo de manera eficaz y segura.

Sumado a lo anterior, muchas empresas de limpieza cuentan con una conciencia ecológica. Lo que hace que sus productos de limpieza sean respetuosos con el medio ambiente. Estos profesionales, además, saben cómo hacer la gestión de residuos y dónde depositarlos para reducir al mínimo el impacto ambiental.

 

¿Cómo afecta al vecindario un caso de síndrome de Diógenes?

¿Cómo afecta al vecindario un caso de síndrome de Diógenes?

¿En qué consiste este síndrome?

El síndrome de Diógenes es un trastorno del comportamiento que usualmente afecta a personas mayores que viven solas. Es característico un abandono personal y social de la persona que lo padece, además de un aislamiento voluntario y una acumulación de grandes cantidades de basura, objetos y desperdicios domésticos en el domicilio. Las personas afectadas no saben justificar el motivo de su actividad acumuladora, de hecho, es posible que no sean conscientes de su problema.

El problema principal es que las consecuencias de este trastorno afectan enormemente a la convivencia vecinal, pues incide en la salud y seguridad de todo el vecindario, además de en la salud del propio afectado. De hecho, suelen ser los propios vecinos quienes dan la voz de alarma.

¿Qué peligros y problemas genera esta situación?

Debido a la gran acumulación de todo tipo de objetos, alimentos y desperdicios, probablemente en mal estado, es seguro que en la casa viven insectos, gusanos y roedores. Estos animales pueden provocar infecciones y enfermedades muy contagiosas y generar una plaga en el edificio. Además de este peligro, si en el domicilio hay latas, pilas, aerosoles y más tipos de objetos inflamables, el riesgo de explosión o incendio es muy alto.  Sumado a estos peligros, la acumulación de basuras genera, inevitablemente, malos olores en el edificio.

  • ¿Cómo se realiza la limpieza y puesta en orden en una vivienda afectada por síndrome de Diógenes?

Por los peligros antes expuestos y las características de este trastorno, la limpieza de un domicilio de este tipo reviste ciertas complicaciones. Veamos pues cuáles son los pasos a seguir:

  1. Vaciado de la vivienda: consiste en la retirada de todos o gran parte de los objetos, basura y mobiliario acumulados en la vivienda. En este punto se seleccionan los artículos que puedan tener algún valor real o se encuentren en buen estado. También los profesionales de la limpieza pueden encontrarse aquí todo tipo de elementos en descomposición, animales y demás cosas que puedan conllevar riesgos para la salud.
  1. Limpieza de la vivienda y de los objetos: se usan productos desinfectantes y sanitizantes. También desinfectantes y desratizantes en caso de plaga. En algunos casos es necesario aplicar tratamientos de ozonización, por los que se llega a la desinfección completa de superficies e instalaciones, además de eliminar los malos olores.
  1. Servicios complementarios: sumada a la retirada de objetos y limpieza de la vivienda pueden ser necesarias reparaciones de instalaciones dañadas o escasamente conservadas (iluminación, enchufes, bisagras, etc), y también la pintura del domicilio.

Vistas las características y los graves peligros que trae consigo este trastorno, tanto para la integridad de la persona afectada como para la salud pública, se hace evidente la necesidad de atajar el problema lo antes posible y desde todas las perspectivas. Es importante un apoyo social, terapéutico y familiar para poder tratar la problemática de la persona. Sin duda, la ayuda vecinal es crucial para identificar y atender este tipo de casos, evitando consecuencias catastróficas.

 

Las garrapatas aumentan su periodo de actividad por el calentamiento global

Las garrapatas aumentan su periodo de actividad por el calentamiento global

Desde hace unos años, las garrapatas están alargando su periodo de actividad debido al calentamiento global y al aumento de temperaturas que estamos sufriendo en los últimos años. El periodo de interacción entre las garrapatas y los humanos será cada vez más habitual, siendo probable que, dentro de unos años, la interacción sea constante.

En España existen más de 20 tipos diferentes de garrapatas. Estas, a su vez, pueden estar infectadas con un sinfín de organismos patógenos, es más, se calcula que las garrapatas son capaces de transmitir más de 50 enfermedades diferentes tanto a los seres humanos como a otros animales. Es por eso por lo que prevenirlas es lo más recomendable.

Prevención de garrapatas, ¿Cómo evitar las picaduras?

A pesar de que parece complicado evitar las picaduras de garrapatas, ya que no suelen dar señales a simple vista, existen una serie de medidas de prevención que se recomiendan tomar para evitarlas.

El grupo de riesgo con más posibilidad de contagio son aquellas personas que ejerzan su profesión en parques y jardines, ya que es donde más garrapatas podemos encontrar. Igualmente, los cazadores o las personas que se dedican al senderismo también pueden tener altas probabilidades de contraer garrapatas en su entorno de trabajo.

Es primordial analizar muy bien todas las partes del cuerpo después de salir de una zona de bosque. La detección temprana de las plagas de garrapatas es muy importante para evitar una mayor propagación de estos insectos que tanto daño pueden causar en el ser humano.

¿Qué precauciones hay que tomar para evitar las garrapatas?

  • Evitar las zonas boscosas o cubiertas de hierbas y matorrales, especialmente en las épocas de más calor como pueden ser la primavera y el verano.

  • Vestir ropa de color claro. Esto es fundamental para comprobar si alguna garrapata se ha agarrado a la prenda.

  • Llevar siempre pantalones largos y camisetas largas. Puede parecer difícil de realizar, especialmente en la temporada de más calor, pero llevar pantalones o camisetas cortas te hará más vulnerable a las garrapatas.

  • Llevar siempre calzado cerrado.

  • Usa un sombrero como protección adicional.

  • Evita los arbustos y las hierbas, camina por el centro y evita los extremos.

  • Lavar y secar la ropa a alta temperatura. De este modo, si se te ha enganchado alguna garrapata, morirá durante el lavado y la desinfección.

Con estos consejos podrás evitar las picaduras de garrapatas. Igualmente, si paseas por jardines o parques, intenta seguir las mismas indicaciones.

Las plagas de garrapatas en animales domésticos

Es muy común que los animales domésticos, como el gato o el perro, terminen con garrapatas si no se les pone ningún tipo de remedio. Las garrapatas suelen engancharse en el pelo del perro o del felino con mucha facilidad, de ahí a que recomendamos cuidar su salud.

Ten en cuenta que una plaga de garrapatas en la piel de tu perro puede suponer una plaga dentro de tu hogar. Así que no lo dudes más y protégelo, ya sea con una pipeta desparasitaria o con un collar antiparásitos.

 

Prepárate para el invierno: cómo evitar las plagas durante la época de frío

Prepárate para el invierno: cómo evitar las plagas durante la época de frío

Debido a las condiciones climáticas durante la época de frío, la gran mayoría de plantas entran en un periodo de hibernación. Esto significa que no requieren tantos cuidados como en los meses de más calor, como el verano o la primavera. Aún así, tampoco es aconsejable descuidarnos y dejar nuestro jardín o terraza sin la menor seguridad para evitar las plagas.

Es por eso por lo que es importante saber cuáles son las plagas más habituales durante la época de frío y cómo combatirlas de forma eficaz para que no vuelvan a aparecer.

Las plagas de invierno, ¿Cuáles son?

Durante el invierno las plagas más comunes son las de los insectos que crecen bajo la tierra. Un claro ejemplo de ello son las larvas de chinche, que se desarrollan entre las raíces de las plantas y se alimentan de ellas para conseguir sobrevivir al frío.

Por otra parte, las orugas, las larvas de mariposa o los gusanos de coleópteros son otras plagas que suelen aparecer en la época de invierno. Estas son las plagas más peligrosas del invierno ya que son capaces de acabar con los árboles o arbustos si no se le pone remedio.

Así que si ves agujeros en tus plantas o tienen un aspecto desmejorado, es posible que tengan una plaga de alguno de estos insectos.

Cómo prevenir plagas durante la época de frío

Al igual que ocurre en verano o en primavera, durante el otoño y el invierno se pueden realizar algunos tratamientos preventivos para evitar las plagas. Ten siempre presente que para que un jardín tenga un aspecto saludable hay que tratarlo y cuidarlo.

Prepara el suelo y coloca abono

Ha llegado el momento de labrar la tierra, echarle nutrientes y prepararla para la llegada del frío. Esto significa que es fundamental que le pongas abono para mejorar las características del suelo y hacer que las plantas estén más fuertes y sanas.

Además de abono, también es aconsejable usar algún repelente de insectos para evitar las plagas. Una de las mejores opciones para la época es usar purín de ortigas. Podrás aplicar este repelente directamente en el suelo o bien pulverizar en las ramas y hojas para evitar las plagas.

Es importante aplicar el abono justo, ni más ni menos. Es por ello por lo que recomendamos encarecidamente seguir las instrucciones al pie de la letra. Un exceso de abonado puede dar lugar a un exceso de nutrientes que no le vendrá nada bien a la planta.

Regar

En invierno las plantas no necesitan tanta agua ya que hay más humedad, y un exceso de humedad puede ayudar a que salgan hongos más fácilmente.

Podar

La poda también es muy importante para evitar las plagas durante la época de frío. Es importante eliminar solo aquellas hojas que estén en mal estado o que estén afectadas por plagas u hongos. De lo contrario, los hongos pueden ir de una rama a otra y estropear la planta al completo.

Con estos sencillos consejos podrás prepararte para el invierno y evitarás tener plagas durante la época de frío.