Remedios caseros contra las plagas

Remedios caseros contra las plagas

Las aparición de plagas es uno de los problemas más comunes en los domicilios y para su erradicación debemos dejarnos asesorar por profesionales en el control de plagas para una desinfección eficaz. Sin embargo, podemos contar con algunos trucos caseros que ahuyenten a roedores, insectos y palomas para no tener que recurrir a la fumigación desde el principio.

En el siguiente artículo vamos a nombrar algunas de las soluciones caseras que pueden contribuir a mantener nuestro domicilio libre de plagas durante el mayor tiempo posible.

Para empezar, vamos a hablar de los remedios caseros contra las cucarachas. Uno de los ahuyentadores naturales de estos insectos son las hojas de laurel, por lo que colocar esta planta en los lugares donde suelen aparecer cucarachas las mantendrá alejadas por un tiempo y finalmente puede que se terminen yendo definitivamente. Sin embargo, este remedio natural ha de combinarse con la presencia de trampas que atraigan a los insectos y los atrapen para eliminarlos.

El laurel no es el único remedio natural que nos puede servir de aliado. La mezcla del vinagre de manzana con agua crea una solución muy eficaz contra los mosquitos, que suelen aparecen en las zonas ajardinadas, en las aguas que quedan estancadas o en los restos de comida si los mantenemos demasiado tiempo en los cubos o los contenedores. Utilizar esta mezcla en un frasco difusor hará que los mosquitos se mantengan alejados de la zona que rociemos con esta solución.

También es eficaz esta solución contra las hormigas, aunque sin duda lo mejor para mantener a estos insectos fuera de nuestros domicilios consiste en esparcir bicarbonato por los lugares donde detectemos que aparecen hormigas. También es importante mantener nuestros alimentos aislados, pues las hormigas buscan restos de migas de las que alimentarse, por lo que el uso de pinzas y recipientes para cerrar las bolsas de comida abierta será un buen remedio junto al bicarbonato esparcido para que estas no se acerquen.

Sobre otras medidas de prevención está el ejemplo del ácido bórico extendido sobre la madera, que hará que se aplique una película protectora en nuestros muebles y contribuirá a mantener alejadas a las termitas, aunque esta solución no es óptima en el caso de que la madera esté ya infectada de las mismas, pero puede ser un buen método de prevención ante su aparición.

Por último contamos con un recurso casero muy eficaz ante la aparición de palomas y otras aves en nuestros balcones. Debido a su presencia en el entramado urbano, las palomas suelen acudir a los balcones a posarse, y es un remedio sencillo lo que las mantiene alejadas: No es otro que el reflejo de una superfície brillante, por eso muchas personas cuelgan un disco de música en sus terrazas para que estas se mantengan lejos.

Estos son algunos de los remedios más rápidos y sencillos, pero como ya hemos señalado para un control de plagas en su domicilio la solución más eficaz es ponerse en contacto con profesionales que puedan asesorarle y llevar a cabo el control de las mismas y la desinfección de su hogar.

sistema eko: en qué consiste

sistema eko: en qué consiste

En los últimos años, el sector dedicado al control de plagas ha tratado de aportar nuevos métodos para realizar una labor mucho más rápida y efectiva para tal fin. Los tratamientos químicos han venido siendo la opción mayoritaria en este ámbito, pero desde hace un tiempo se están creando alternativas ecológicas para poder realizar esta labor de una manera más respetuosa para el planeta y para la salud. Por eso, hoy vamos a hablar del sistema Eko patentado por la empresa Ekomemerce, que ha supuesto una revolución en cuanto a la metodología de desratización.

Debido a la conciencia social y ambiental que se ha producido en los últimos años, la Unión Europea ha tratado de regular el uso de raticidas debido a los altos niveles químicos que los componen, lo cual puede ser un potencial peligro para el ser humano y a nivel de ecología. Tradicionalmente la desratización se ha realizado a base del vertido de venenos, una solución rápida en la erradicación de los roedores pero que deja a los mismos presentes en la vía pública o el domicilio que se quiere desinfectar.

Sin embargo, el sistema Eko propone una solución diferente para la eliminación de los roedores. No emplea venenos sino ingredientes alimenticios naturales, por lo que el roedor es atraído a ellos de manera ecológica y segura. Se trata de un sistema inofensivo para otros animales y para los seres humanos, y además su método también actúa como sistema higiénico porque no dispersa los cadáveres por el ambiente.

Como explican los propios fabricantes, se trata del método más aceptado internacionalmente frente a otros como el químico, que como ya hemos comentado está prácticamente en desuso, o las trampas de monitoreo adhesivas, que si bien son una solución a pequeña escala, no pueden dar cabida a una desinfección masiva por una plaga.

El sistema Eko proporciona seguridad a todo tipo de empresas y normalmente es el utilizado en grandes superficies como las empresas del sector alimentario, las granjas, los mataderos, los parques y zonas verdes presentes en diversos municipios, los centros de salud, las escuelas y los lugares de restauración y hostelería.

El aparato del sistema Eko está diseñado de manera que su estructura se divide en dieciséis compartimentos recubiertos de un aroma a comida que atrae a los roedores, debido a su aparente estructura segura para ellos. Cuando el roedor cae en la trampa, un sensor activa una trampilla giratoria que lo atrapa en su interior y automáticamente el cadáver es almacenado en el depósito del dispositivo, recubierto a su vez de un desodorante que elimina cualquier rastro y permite almacenar hasta un centenar de ejemplares capturados.

En definitiva, se trata de la mejor solución y la más ecológica dada la necesidad de mantener un riguroso control de las plagas, y permite tanto el monitoreo de las mismas como la prevención de su aparición. Sus mecanismos son respetuosos con el medio ambiente, con el tratamiento hacia los roedores y con la normativa vigente hoy en día, por eso el sistema Eko es el preferido por los consumidores que necesitan hacer frente a una plaga.

cómo actuar ante una plaga en casa

cómo actuar ante una plaga en casa

Una plaga en nuestro domicilio es probablemente uno de los temores más comunes a la hora de mantener la salubridad en nuestra vivienda. Las cucarachas, ratas, moscas, termitas u hormigas suelen ser las plagas más habituales y comúnmente se presentan en los lugares más recónditos de nuestra casa. Si tenemos mascotas o zonas ajardinadas también es común que aparezcan plagas de mosquitos, pulgas o incluso garrapatas.

La presencia de estos animales en el hogar, como decíamos, no es solo una preocupación sino que también inquieta por el hecho de que no es tan fácil deshacerse de ellas. Para eso, será necesario contratar a empresas de fumigación que proporcionen un servicio como el nuestro, dedicado al control de plagas.

Sin embargo, aunque esta es la solución definitiva sobre cómo actuar ante una plaga en nuestra casa, también existen medidas de prevención si detectamos la presencia de animales en el domicilio. Estas medidas ayudarán a frenar la aparición de nuevas plagas y mantendrá a raya las presentes, que suelen aparecer con mayor frecuencia en las épocas estivales debido a las altas temperaturas.

Para empezar, sería conveniente revisar aquellos focos de aparición de aguas estancadas, por ejemplo las tuberías y los desagües. Las grietas en baldosas y en paredes también deberán mantenerse debidamente mantenidas para que no se acumule suciedad en ellas. Un punto importante de esta prevención consiste en la propagación, por lo que será de especial importancia evitar la proliferación de animales en nuestros hogares pero también esta será la medida de contener su extensión a los domicilios vecinos.

La red de saneamiento pública recibe los residuos de todos los bloques por lo que mantener en buen estado nuestro sistema de cañerías es importante para no colapsar el entramado municipal. Para la reproducción de las plagas, estas necesitan alimentos, agua y sobre todo un refugio en el que guarecerse, de ahí la importancia tan grande de no acumular basuras, dejar los cubos o las bolsas abiertas ni almacenar restos de comida sin tomar las medidas pertinentes de envasado para que se mantengan aislados del espacio exterior.

Los servicios municipales se encargan de recoger las basuras diariamente así que no es necesario su almacenaje en el domicilio. Como hemos mencionado, mantener las condiciones de salubridad es una tarea imprescindible para evitar la aparición de plagas en nuestros hogares, por lo que alejar los desechos alimenticios es una condición necesaria para este fin. Tener más precaución con la limpieza de las basuras domésticas evitará que aparezcan indeseados visitantes en busca de alimento y refugio.

En este sentido, los lugares donde los roedores pueden sentirse más acogidos son aquellos que desprenden calor, así que es conveniente revisar las fuentes de calor como el frigorífico, el calentador o los radiadores para comprobar que no hay un nido dentro de los mismos. También, para evitar el acceso de roedores y de arañas se pueden colocar rejillas en los conductos de ventilación y en las tuberías visibles por las que podrían colarse estos animales.

Estos son algunos de los trucos para alejar las plagas de nuestra casa.

control de plagas en la agricultura

control de plagas en la agricultura

El control de plagas en la agricultura es una medida necesaria para garantizar la buena salud de nuestros cultivos. Puede considerarse una plaga cualquier agente que provoque la enfermedad en ellos o produzca alteraciones fisiológicas en la producción. Por ejemplo, la presencia de insectos, roedores o plantas invasoras ponen en riesgo las cosechas y pueden ocasionar grandes pérdidas tanto económicas como de producción en la agricultura.

Por eso, el artículo de hoy va dedicado a reflexionar sobre las diferentes plagas que pueden afectar a los cultivos y cómo efectuar un buen control de las mismas para no poner en peligro todo el trabajo efectuado en el espacio agrario que se ha trabajado y mantenido previamente.

Entre las plagas más comunes que afectan a los cultivos podemos señalar la de insectos, las de roedores y las que tienen que ver con las de microorganismos que provocan enfermedades en las plantas.

En cuanto a la plaga de insectos, hay algunos ejemplos como en el caso de las langostas en las que su presencia es estacional y depende de la ubicación geográfica del cultivo que aparezcan o no. Sobre estas, se ha escrito mucho sobre ellas en referencias de la antigüedad y se trata de una especie amenazante para los cultivos de maíz. Permanecen vivas una media de un año y al tratarse de insectos se desplazan durante miles de kilómetros en bandas de millones de ejemplares.

Para su correcto manejo, tras haber detectado la aparición de una plaga se intentará realizar un control de la misma en la zona donde haya cosecha afectada, tratando de aislar las zonas donde se detecte la presencia de plagas para realizar una evaluación de las medidas que serán necesarias para su saneamiento.

La propagación de plagas como las causadas por microorganismos o virus son complicadas de detectar debido a su rápida propagación, así que se procedera a elaborar más bien un plan de prevención con el uso de los fertilizantes y aislantes correspondientes. En las plantas, las enfermedades pueden ser causadas por bacterias, hongos y demás agentes infecciosos, o también por el uso de plaguicidas que sean demasiado agresivos con el medio ambiente y contaminen el cultivo.

En cuanto a las plagas de animales que se alimentan de las cosechas como los ratones o los conejos, debemos tener en cuenta su ciclo de reproducción rápido para llevar a cabo una actuación lo más rápida posible. La presencia de animales disminuye la producción del cultivo y reduce su valor económico porque afectan a toda la cadena de producción. Su presencia no solo es agraria sino que aparecen en lugares de almacenamiento y en los departamentos del sector servicios, por eso es necesario llevar a cabo planes de desratización a través de sistemas como el Sistema Eko, la implementación de barreras físicas como medida de prevención y el monitoreo de las plagas para su correcta eliminación.

Por estas razones, la medida más eficaz si detectamos la presencia de una plaga en nuestro cultivo es ponerse en manos de profesionales que nos asesoren sobre qué decisión es la más acertada acorde a nuestras necesidades.