cómo actuar ante una plaga en casa

Una plaga en nuestro domicilio es probablemente uno de los temores más comunes a la hora de mantener la salubridad en nuestra vivienda. Las cucarachas, ratas, moscas, termitas u hormigas suelen ser las plagas más habituales y comúnmente se presentan en los lugares más recónditos de nuestra casa. Si tenemos mascotas o zonas ajardinadas también es común que aparezcan plagas de mosquitos, pulgas o incluso garrapatas.

La presencia de estos animales en el hogar, como decíamos, no es solo una preocupación sino que también inquieta por el hecho de que no es tan fácil deshacerse de ellas. Para eso, será necesario contratar a empresas de fumigación que proporcionen un servicio como el nuestro, dedicado al control de plagas.

Sin embargo, aunque esta es la solución definitiva sobre cómo actuar ante una plaga en nuestra casa, también existen medidas de prevención si detectamos la presencia de animales en el domicilio. Estas medidas ayudarán a frenar la aparición de nuevas plagas y mantendrá a raya las presentes, que suelen aparecer con mayor frecuencia en las épocas estivales debido a las altas temperaturas.

Para empezar, sería conveniente revisar aquellos focos de aparición de aguas estancadas, por ejemplo las tuberías y los desagües. Las grietas en baldosas y en paredes también deberán mantenerse debidamente mantenidas para que no se acumule suciedad en ellas. Un punto importante de esta prevención consiste en la propagación, por lo que será de especial importancia evitar la proliferación de animales en nuestros hogares pero también esta será la medida de contener su extensión a los domicilios vecinos.

La red de saneamiento pública recibe los residuos de todos los bloques por lo que mantener en buen estado nuestro sistema de cañerías es importante para no colapsar el entramado municipal. Para la reproducción de las plagas, estas necesitan alimentos, agua y sobre todo un refugio en el que guarecerse, de ahí la importancia tan grande de no acumular basuras, dejar los cubos o las bolsas abiertas ni almacenar restos de comida sin tomar las medidas pertinentes de envasado para que se mantengan aislados del espacio exterior.

Los servicios municipales se encargan de recoger las basuras diariamente así que no es necesario su almacenaje en el domicilio. Como hemos mencionado, mantener las condiciones de salubridad es una tarea imprescindible para evitar la aparición de plagas en nuestros hogares, por lo que alejar los desechos alimenticios es una condición necesaria para este fin. Tener más precaución con la limpieza de las basuras domésticas evitará que aparezcan indeseados visitantes en busca de alimento y refugio.

En este sentido, los lugares donde los roedores pueden sentirse más acogidos son aquellos que desprenden calor, así que es conveniente revisar las fuentes de calor como el frigorífico, el calentador o los radiadores para comprobar que no hay un nido dentro de los mismos. También, para evitar el acceso de roedores y de arañas se pueden colocar rejillas en los conductos de ventilación y en las tuberías visibles por las que podrían colarse estos animales.

Estos son algunos de los trucos para alejar las plagas de nuestra casa.

Deja un comentario