Las plagas del mes de marzo

La plaga por excelencia del mes de Marzo es la cochinilla acanalada o Icerya purchasi, una auténtico quebradero de cabeza para los agricultores y un insecto de lo más peculiar dentro de nuestras fronteras.

El hábitat natural de esta cochinilla son los cultivos de cítricos, y se caracterizan por dejar una sustancia blanquecina y pegajosa por todo el árbol. Comienza a extenderse por el mes de Marzo y puede prevenirse así como reducir su población empleando mariquitas, su depredador natural.

Cochinilla acanalada

Para entender mejor a este insecto debemos comprender antes su naturaleza.

La cochinilla acanalada cuenta con 4 fases vitales y es en la primera donde comienzan a ser visibles, los huevos de tono anaranjado se guardan dentro de un ovisaco que la hembra adulta transporta en forma de una bolsa algodonosa. Cuando se abre el ovisaco las ninfas quedan a merced del viento.

Una vez que salen del huevo las cochinillas acanaladas pasan por tres fases ninfales móviles donde se adhieren a los nervios centrales de las hojas de los cítricos. En la última de estas fases, que precede a su vida adulta, migran a las hojas vecinas. Lo que contribuye a que se extienda la plaga y a deteriorar aún más el árbol.

Su sistema reproductivo también contribuye a que eliminar esta plaga por completo sea muy difícil ya que la mayoría de cochinillas son hermafroditas, capaces de autofecundarse y aunque existen machos puros son muy difíciles de encontrar.

¿Qué daños provoca la cochinilla acanalada?

Los cítricos son la variedad de plantas más afectadas por estos insectos que se alimentan de su savia.

Más allá de lamer la savia de los árboles las cochinillas crean una serie de daños colaterales que es lo que realmente resulta perjudicial para la planta. Estos insectos segregan una sustancia melosa sobre la que crecen multitud de hongos además de atraer a las hormigas.

Control biológico de la cochinilla acanalada

El control biológico es una de los medios más empleados en el control de plagas, no utiliza químicos y sus efectos secundarios son muy bajos siempre que no se trate de especies invasoras.

Consiste en introducir una especie que sea depredadora natural del insecto o que de alguna manera la mantenga alejada de los cultivos.

Charles Valentine Riley fue el encargado de introducir la Rodolia cardinalis en los campos afectados por cochinilla acanalada durante los años 1888-1889 en California. Este medio de control de biológico tuvo un éxito brutal y a día de hoy se emplea Rodolia cardinalis como medio de control biológico para múltiples plagas agrícolas.

Las hembras de esta variedad de mariquita depositan los huevos junto al ovisaco de la cochinilla acanalada, para que las larvas se alimenten de los huevos y las ninfas, reduciendo en gran medida su población.

En Coandi.es somos especialistas en control de plagas, si tu hogar, tu negocio o tus cultivos se ven afectados por “invitados” indeseables, que no consigues eliminar con remedios caseros y naturales, contacta con nuestro equipo y descubre cómo podemos ayudarte.

Deja un comentario