¿Por que debes de desinfectar tu casa?

¿Por que debes de desinfectar tu casa?

Limpiar y desinfectar son medidas diferentes. Cuando limpiamos lo que hacemos es eliminar la suciedad visible de las superficies: Manchas, restos orgánicos… Por contra al desinfectar eliminamos los microorganismos vivos que puedan estar adheridos a esa superficie.

¿Por qué debes desinfectar tu casa?

Si bien es cierto que el hecho de desinfectar nuestros hogares se vuelve hoy más importante que nunca con la crisis del Covid-19, no es algo que debamos hacer solo en situaciones en críticas.

¿Por qué?

Los microorganismos presentes en las superficies, son los encargados de crear infecciones y contagiarnos los temidos virus, ya que pasan de las superficies a nuestro organismo si las tocamos y después nos llevamos las manos a boca, por ejemplo.

Sin embargo los coronavirus no son los únicos agentes patógenos que actúan de esta manera, casi todos los virus que puedas imaginar lo hacen. Ahí radica la importancia de desinfectar tu casa para promover una buena salud entre los tuyos.

Con la actual crisis del Covid-19 las autoridades aconsejan extremar la desinfección de nuestros hogares y todos los objetos que entran en ellos:

Cómo desinfectar tu casa correctamente

Limpia y desinfecta los dispositivos electrónicos

En especial si todos los miembros de la familia los utilizan. Una vez al día como mínimo conviene pasar una bayeta con un poquito de alcohol. También es ideal lavarse las manos antes de coger el teclado del ordenador.

Lava la ropa con la frecuencia adecuada

Es aconsejable cambiarse de ropa a diario, en especial si salimos a la calle o a lugares con gran afluencia de gente, por ejemplo el Supermercado. También conviene dejar secar la ropa al Sol pues este acaba con gran parte de los virus, hongos y bacterias.

También se aconseja cambiar la ropa de cama una vez por semana como mínimo, además no debemos hacer la cama nada más levantarnos, si no que conviene abrir la ventana con la sábanas todavía abiertas para que la luz del Sol prevenga gran parte de los microorganismos.

Desinfectar el baño

El baño de nuestros hogares es por norma general el más sucio, y donde se aconseja utilizar productos desinfectantes más fuertes como la lejía. El retrete y el lavabo conviene lavarlos a diario, la ducha como mínimo una vez por semana.

Está totalmente desaconsejado el uso de esponjas compartidas ya que la humedad es un hábitat estupendo para los gérmenes. Si te gusta usarlas puedes desinfectarlas una vez por semana sumergiendolas en agua hirviendo.

Mucho cuidado con la cocina

La cocina es por lo general el lugar donde guardamos la mayor parte de los objetos que compramos en el Supermercado. Una idea para desinfectar los productos antes de guardarlos es rociar alcohol en un trocito de papel de cocina y limpiar con este las cajas de alimentos.

Los electrodomésticos deben limpiarse como mínimo una vez por semana, también conviene desinfectar el fregadero después de cada uso.

Otras superficies delicadas

Quizá no nos demos cuenta pero los microorganismos también se acumulan en los cristales de las ventanas, por lo que es buena idea pasar una bayeta con alcohol de forma periódica, cambiar la funda del sofá cada 3-5 días también nos ayuda a evitar infecciones.

Recuerda que dejar todas las prendas secar al Sol reduce en gran parte la presencia de microorganismos que puedan quedar tras el lavado.

Una plaga de galerucas amenaza Alcorcón

Una plaga de galerucas amenaza Alcorcón

La galeruca (Xanthogaleruca luteola), un pequeño escarabajo que se alimenta de las hojas de los olmos, se ha convertido en una plaga en Alcorcón y el ayuntamiento del municipio madrileño está intentando acabar con ella.

Daños producidos por la plaga de galerucas

Estos coleópteros, pertenecientes a la familia Chrysomelidae, cuando son adultos, agujerean las plantas, y las larvas de galeruca devoran el tejido de las hojas de los árboles. Salen en primavera para alimentarse, después de hibernar en las grietas de la corteza de los troncos o en la hojarasca seca.

Las galerucas, conocidas como escarabajos del olmo, se pueden encontrar también en el suelo o las partes bajas de paredes de inmuebles, pero, sobre todo, constituyen una de las principales plagas defoliadoras de masa arbórea en diversas ciudades españolas.

La plaga de larvas de galeruca ha sido detectada en la calle El Molar y en la calle Valladolid de Alcorcón, concretamente. El vecindario ha visto que desde el Ayuntamiento simplemente se han barrido las calles, y han sido las mismas personas de a pie las que han tenido que sacar las larvas de galeruca de portales y comercios.

Prevención de plagas de galerucas

En Alcorcón, el problema ha sido la ausencia de tratamientos químicos preventivos durante la primavera en las copas de los árboles y los troncos. Aunque las plagas de galerucas no provocan la muerte de los árboles directamente, ni son perjudiciales para la salud de las personas, transmiten un hongo (Ceratocystis ulmi) que sí es mortífero para el olmo.

Ahora el Ayuntamiento ha contratado a una empresa para que aplique un tratamiento de choque, una “alternativa de urgencia”, ante la situación de que la contratada anteriormente no había aplicado las medidas necesarias de prevención, y ahora es más complicado luchar contra la plaga.

Cómo luchar contra las plagas de galerucas

Hay que muestrear regularmente, utilizar productos químicos no agresivos con los árboles y tratar las cortezas o copas con insecticidas sistémicos o de contacto.

Estos insectos, de adultos vuelan, por lo que limpiar grupos aislados de árboles es inútil si hay ejemplares afectados alrededor.

Para poder prevenir y tratar las plagas, es esencial realizar muestreos periódicos y detectar los focos de población más abundantes dentro de la masa de olmos.

Algunos de los métodos más adecuados incluirían eliminar ramas secas durante el invierno y desterrar la costumbre de podar a partir de la primavera, ya que favorece la entrada de escolítidos en la madera.

Los tratamientos a nivel de corteza y copa pueden realizarse con Alfacipermetrina, aunque a nivel de copa es más recomendable el Bacillus thuringiensis subespecie tenebrionis, pero este producto aún no está disponible en el mercado español. En países europeos suelen inyectar insecticidas como la avamectina, el imidacloprid o el acefato en el tronco, que llega a la galeruca cuando se alimenta de los tejidos de la planta.

La Unión Europea, sin embargo, prohíbe el uso de ciertos productos químicos en los árboles por el riesgo que conllevan para la salud, y no pueden utilizarse donde haya niños o personas mayores cerca, por lo que la erradicación de la plaga de galerucas ahora es complicada.

Por otra parte, es esencial que la ciudadanía esté informada e implicada en los temas de tratamiento de plagas de insectos. Para ello, se podrían realizar campañas que ilustraron al vecindario sobre el ciclo de las plagas, la identificación de las mismas y las estrategias de control.