Cómo eliminar los malos olores

CÓMO ELIMINAR LOS MALOS OLORES:

Actualmente uno de los servicios con más demanda entre las empresas es el que se encarga de eliminar los malos olores en las instalaciones de estas. Hay que saber que los olores desagradables pueden tener diferentes causas y orígenes. Para detectarlos será necesario establecer un protocolo y atajar el problema llegando a su origen.

La localización del mal olor va a depender, en primer lugar, del tipo de negocio del que se trate. Hay lugares más problemáticos que otros, y esto es importante a tener en cuenta. Por ejemplo, en un restaurante el principal lugar a tratar será la cocina. Los malos olores resultan claramente perjudiciales para cualquier negocio, pues generan una imagen desfavorable, y dan lugar a estrés y mal ambiente entre los empleados.

  1. Criterios para detectar la procedencia de malos olores:
  • Circulación de aire escasa
  • Fugas en la evacuación de olores
  • Presencia de moho
  • Cercanía a puntos como vertederos, plantas industriales, etc.
  • Mala gestión de residuos
  • Problemas en las tuberías o cañerías
  1. Soluciones a la hora de atajar este problema:

Para poder acabar con un malo olor en primer lugar hay que saber de dónde proviene, así que es importante una inspección minuciosa. Si después de una búsqueda superficial no aparece la causa habría que ampliar el rango de búsqueda a más espacios, y en último caso, a las instalaciones de aire y de agua.

En la mayoría de los casos, una limpieza del espacio, incluyendo limpieza integral de suelos, baños, mobiliario y maquinaria resulta suficiente para eliminar los olores desagradables. Esta limpieza, en la medida de lo posible, debe de ser llevada por profesionales cualificados y con experiencia que cuenten con el equipamiento adecuado.

Hay trabajos de limpieza que deben de realizarse a diario como medida de mantenimiento. Otras tareas se realizarán de forma más espaciadas, como puede ser el caso de limpieza de fachadas exteriores, paredes, moquetas, alfombras, etc. Para dar apoyo y continuar la labor de limpieza es recomendable el uso de neutralizadores de malos olores. Estos aparatos se utilizan usualmente en zonas de aseos y zonas comunes. Otros sistemas no son tan efectivos, pues se limitan a enmascarar el problema, pero no contribuyen a eliminar los malos olores.

  1. Trucos caseros:

Existen numerosos trucos caseros para la eliminación de los olores no deseados, ahora bien, estos sólo funcionan en pequeños espacios y principalmente a modo de parche. Es preferible dejar este trabajo en manos de profesionales, pues evitará a largo plazo una inversión mayor en la solución de problemas relacionados con esto. Veamos, de todos modos, una serie de herramientas que pueden sernos de utilidad puntualmente:

  • Velas aromáticas: brindan un ambiente más cálido y camuflan temporalmente malos olores, como el olor a tabaco.
  • Vinagre: se utiliza para desinfectar. La forma más efectiva es mezclar vinagre blanco y agua en un pulverizador y distribuirlo con uniformidad.
  • Ambientadores de spray: existen de numerosos olores y son de fácil y rápida utilización.
  • Bicarbonato de sodio y agua caliente: sirve para desatascar tuberías y evitar así los malos olores procedentes de estas.

 

Deja un comentario