Cómo tratar la madera adecuadamente

Tratar la madera de la forma adecuada es la mejor manera de protegerla y a la vez evitar futuros problemas ya sea con insectos o hongos y moho.

Uno de los servicios de Coandi es el tratamiento de la madera contra los insectos, en especial las termitas, unos insectos parecidos a las hormigas que pueden causar verdaderos destrozos.

Siempre recomendamos el tratamiento de la madera como prevención ya que los efectos de las plagas pueden descubrirse demasiado tarde.

¿Cuales son las plagas más comunes que afectan la madera?

Para prevenir y eliminar las plagas de la madera se utilizan varios tratamientos que resultan especialmente eficaces contra:

Carcomas: Eliminaremos las larvas y los huevos de este molesto coleóptero, en la fase de larva es cuando más atacan a la estructura de la madera produciendo daños.

Polillas: Las polillas de la madera son también difíciles de eliminar, por lo que siempre será mejor prevenir con productos y tratamientos adecuados.

Hongos: Los hongos de la madera van destruyendo lentamente la estructura y las propiedades de la madera por lo que son un elemento a eliminar con un tratamiento anti hongo de la madera eficaz.

Termitas: Estos voraces insectos pueden acabar muy rápidamente con la madera ya que su número se multiplica de forma muy rápida.

Los tratamientos que recomendamos son los que actúen contar todos estas molestas plagas y protejan la madera tanto interior como exteriormente.

¿Cuándo se debe realizar un tratamiento de la madera?

Además de un tratamiento preventivo debemos estar atentos a varias señales que nos indiquen la presencia de problemas.

Algunos de estos indicadores son:

Agujeros y túneles dejados por los insectos Montoncitos de serrín visibles Coloración extraña de la madera

Al encontrarse estas señales se debe proceder a la inspección y la eliminación de la plaga para evitar que los daños continúen.

Los tratamientos más efectivos para eliminar las plagas de la madera

Los tratamientos más eficaces para proteger la madera actúan contra los enemigos naturales de la madera evitando su proliferación y su actuación.

El sistema de cebos: Ideal contra las termitas y otros insectos sociales, se aprovecha del comportamiento de estos y hace que el producto se acaba repartiendo por todos los individuos resultando en la eliminación completa y eficaz de los insectos.

Este método de insecticida cuenta con muchas ventajas frente a otros sistemas más agresivos resultando poco tóxico y actuando muy rápido contra toda la colonia evitando la aparición posterior.

Tratamiento anti hongos: También es recomendable aplicar algún tipo de producto que proteja la madera de la proliferación de hongos y bacterias. También debemos tener en cuenta evitar la humedad excesiva que termina por pudrir los elementos de madera.

Pinturas y barnices protectores: Es otra opción que protege la madera de los elementos y la humedad, además de resultar estéticamente efectivo. También se usa para evitar los daños por el Sol y el clima cuando la madera está en el exterior y evita que algunos insectos penetren en el material rápidamente.

Gracias a estos tratamientos disfrutaremos de todos nuestros elementos de madera perfectos durante mucho tiempo y sin ningún problema.

Deja un comentario