Control de plagas: método directo e indirecto, ¿Cuál es más recomendable?

Las plagas, al igual que el resto de seres vivos, también pueden llegar a enfermar y morir por la acción de los parásitos. Pero, ¿Cómo enferman las plantas? Existen varias formas de enfermar a una planta, pero una de ellas es con las plagas.

Las plagas de insectos pueden llegar a causar mucho daño en la jardinería, de ahí a que se recomiende llevar un control de plagas exhaustivo tanto en plantaciones privadas como públicas.

En la actualidad, la legislación de productos químicos en Parques y Jardines es cada vez más restrictiva. Es por eso por lo que muchos productos que se usan en la actualidad son ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. La legislación actual, además, también obliga a un cambio de procedimiento en espacios públicos mediante la adopción de métodos directos e indirectos.

¿En qué consiste el método directo y el método indirecto en el control de plagas? Vamos a conocerlos a continuación.

Método directo para el control de plagas

El método directo es aquel que actúa de forma directa sobre el patógeno, es decir, sobre lo que está dañando a la flora. Dentro del método directo existen dos grandes bloques:

  • Medidas mecánicas.

  • Medidas físicas.

Medidas mecánicas

Las medidas mecánicas son aquellas que dificultan el contacto entre las plagas y las plantas, de esta forma se evitan las enfermedades que hacen que las plantas terminen muriendo.

En estos casos se usan trampas para capturar a los insectos transmisores de enfermedades u otras alternativas para que no lleguen a las plantas como, por ejemplo, mallas o acolchado en el suelo.

Medidas físicas

Por otra parte, las medidas físicas están basadas en la desinfección de suelos gracias a la aplicación de calor. Son mucho más costosas que las medidas mecánicas, pero resultan efectivas.

La desinfección con vapor de agua, la solarización o la biofumigación son algunas de las opciones en lo que se refiere a medidas físicas para el control de plagas.

Al tener que ser aplicadas directamente, estas medidas requieren mucho más tiempo, por lo que son las menos usadas.

Método indirecto para el control de plagas

En el método directo, se realiza una selección de especies y variedades que son mucho más resistentes a las plagas, por lo que enfermar será mucho más complicado.

En estos casos se le da a las plantas el suficiente espacio para un desarrollo armónico y eficiente. De esta forma no crecerían variedades de plantas más débiles, que suelen ser más propensas al ataque de plagas y enfermedades.

La mejora del suelo es una de las claves del método indirecto ya que favorecer el drenaje ayuda a aumentar la profundidad del horizonte del suelo y a enriquecer la tierra con más nutrientes que ayudarán a las plantas a protegerse frente a las posibles plagas.

¿Cuál es el mejor método para controlar las plagas?

Dependerá del tipo de jardín que tengas en casa. Lo ideal es consultar con expertos en la materia para que te den un diagnóstico completo y puedas conservar en perfecto estado tu jardín.

Deja un comentario