La avispa asiática necesita ser controlada, según la ANECPLA

Según la ANCEPLA, es absolutamente primordial, el control sobre la especie denominada como avispa asiática. Esta clase de avispa se ha ido extendiendo de forma masiva pro casi toda España, sobre todo los lugares que tienen el ambiente más húmedo y seco como pueden ser Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, Islas Baleares y País Vasco. Al principio solo hacían sus nidos en las copas de los árboles, pero se han empezado a reportar casos de nidos a ras de suelo e incluso por debajo de este, lo que multiplica el peligro.

No es algo que haya que dejar pasar, ya que un hombre de 54 años murió por un ataque masivo de estas avispas cuando intentaba quitar un nido que había en un árbol. Y esta es una de las principales causas por las que la ANCEPLA insta a un mayor control, ya que dicen que se está instruyendo a gente que no tiene las capacidades necesarias para usar los químicos que hacen falta para esta tarea, y están dejando a un lado los verdaderos expertos en control de plagas.

La avispa asiática

Esta clase de avispa no es del todo nueva, ya que en 2012 se empezó a tener constancia de ella cuando empezaron a reportarse problemas graves con el descenso de abejas de la miel. Esto es porque las avispas asiáticas se alimentan de insectos pequeños, flores, frutos y sobre todo de abejas. Por lo que se notó un descenso grave de hasta el 30% en estas abejas.

Esto sin duda es un peligro no solo para las abejas, sino para apicultura y para el país en sí, porque los niveles de miel se vieron afectados hasta en un 60% de descenso. Esto se debe a que las avispas matan a todas las abejas obreras para dárselas de comer a sus larvas. Después van a por la miel y finalmente, sobre todo en verano, acaban con las reinas.

Por ello, para ANCEPLA, es sumamente importante tener un mayor control sobre la especie, sobre todo desde principios de primavera hasta finales de verano, que es cuando más activas están, aunque pueden llegar al inverno siendo igual de peligrosas.

Hay ciertos que nidos que apenas se ven por sus formas de adaptarse y esconderse, pero hay otros que pueden llegar a medir hasta un metro de largo y 0,8 de diámetro nada menos.

ANCEPLA ya ha redactado un extenso documento indicando las mejores maneras para prevenir la aparición de esta especie en los lugares o ciudades en los que aún no lo ha hecho, y por otro lado controlar los sitios en los que ya está asentada.

Como dato importante, en los últimos cuatro años, solo en Euskadi, se han eliminado nada menos que 6.500 nidos. Por eso es primordial que se controle su expansión, ya que es una especie hostil y peligrosa para la salud de personas y animales. Aparte d poner en peligro parte de la economía y de un sector muy importante de España.

Deja un comentario