Todo sobre la mantis religiosa

La mantis religiosa es un insecto verde y alargado cuyo nombre científico es Santa Teresa, recibe este nombre por su peculiar forma. Debido a la manera en que coloca sus manos da la sensación de que el insecto está rezando por la postura que adquiere.

Para entender mejor a este animal, tan presente en nuestros cultivos, vamos a conocer en coandi.es sus características y la respuesta a si son o no perjudiciales.

¿La mantis religiosa es venenosa?

No, la mantis religiosa ni pica ni es venenosa. Es un mito muy extendido pero es completamente falso.

Características de la mantis religiosa

La mantis religiosa es un insecto Mantodeo (O Mantidae)  Recibe su nombre por la posición de sus manos, ya que parece que continuamente esté rezando.  Son depredadores de otros insectos, no tenemos de qué preocuparnos si las vemos en nuestros cultivos. El único motivo de alarma es cuando la mantis devora a insectos que hemos introducido con el fin de mantener alejados a otros más peligrosos.  Suelen medir entre 4 y 6 centímetros. Cuentan con un único oído y unas antenas finitas.  Pueden girar la cabeza hasta 180º con el fin de controlar todo su alrededor.

Tras el apareamiento es común que la hembra devore al macho, en especial si esta no cuenta con la nutrición previa suficiente. En ocasiones también lo puede devorar durante la cópula, empezando por la cabeza y dejando intactos sus órganos reproductores.  Gracias a su color verdoso se camufla de maravilla en su hábitat.  Existen distintas variedades de mantis, siendo la más bonita la Mantis Orquídea con una bella combinación de tonos blancos y rosados por todo su cuerpo.

Su ciclo de vida

Aunque las hembras ponen huevos continuamente, es más habitual que lo hagan en otoño. Por lo general ponen entre 200 y 300 huevos ya que no todos salen adelante, así se garantizan más posibilidades de éxito en su descendencia. Llegada la primavera la bolsa de huevos, la cual se habrá endurecido, eclosiona, dejando salir multitud de mantis religiosas en miniatura.

Los huevos que tardan en romper pueden ser devorados por sus hermanos mayores que salieron de ellos anteriormente. Durante el primer año las crías mudan de piel hasta 6 veces antes de llegar a su fase de adulto. El color final de la mantis dependerá de los tonos predominantes en el hábitat donde realiza la última muda.

¿De qué se alimenta la mantis religiosa?

La mantis religiosa se alimenta principalmente de otros insectos, por lo que, como decíamos anteriormente no resulta perjudicial para nuestros cultivos, como tampoco es venenosa ni dañina para el ser humano.

En especial se alimenta de insectos voladores: polillas, saltamontes, grillos, moscas… Devoran a la presa al momento de atraparla, aunque está todavía siga luchando. En ocasiones las mantis religiosas también devoran a miembros de su propia especie.

Cómo acabas de ver la mantis religiosa no es un insecto peligroso para los humanos, mientras si resulta letal para otros bichos que pueden molestarnos o dañar nuestros cultivos, por esa razón no se recomienda exterminarla si no utilizarla para eliminar a otros animales dañinos.

Deja un comentario